AMANECER. Josep García, Fotógrafo de bodas

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La fotografía, para esta sesión, fue realizada en una playa de Badalona, al amanecer, el objetivo era captar con la cámara fotográfica la riqueza de matices que ofrece ese momento tan especial del día, la salida del sol.

La pregunta que se puede hacer es ¿qué pinta una presencia humana en todo esto? ¿Por qué, si el objetivo era captar cierta paleta cromática con la cámara fotográfica, no me limité a fotografiar el paisaje.

La respuesta en mi caso es sencilla, y es mi respuesta, que se corresponde con mio forma de ver el mundo, que por supuesto no tiene por qué ser compartida. Para mi el paisaje lo define la presencia humana. Es esta presencia la que da sentido a un paisaje, un objeto, una habitación. Sin la presencia humana, sencillamente estando ahí, se produce el vacío. Ya digo que es mi modo de ver la fotografía o el arte en cualquiera de sus manifestaciones.

Es cierto que hay fotografías, grandes fotografías, en las que no hay presencia humana, si exceptuamos al fotógrafo, y que esta, la presencia humana, no es la única de dar vida a una fotografía.

Volviendo a la sesión, creo que cumplí con los objetivos que me había marcado. En la sesión no se destacan los rasgos de la modelo. No era importante, sencillamente estaba ahí para dar sentido al momento. Cuando me refiero a que no era importante, no me refiero a la modelo, me refiero a sus rasgos. Que los rasgos de esta no apareciesen perfectamente definidos no me importaba, me importaba la presencia de la modelo como figura humana, como universal, de ahí que los rasgos que definen su individualidad me fuesen indiferentes en la fotografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *